La taza

20160502_112655

 

Esta es mi taza de desayuno. Tengo tres y las tres son iguales. Son más grandes de lo normal (lo que viene a ser un pozal) y  no muy espectaculares, pero les tengo mucho cariño. Las recuerdo de siempre, en casa de mi madre y las heredé cuando ella murió. No estoy segura, pero creo que se las regalé yo. También recuerdo que había cuatro, así que alguna debió quedarse por el camino. Una de las supervivientes está un poco descascarillada. Eso no significa que la use menos y que no tenga  su lugar en el armario o en el lavavajillas, sencillamente le doy la vuelta para no notar la tara en los labios, casi  ni me doy cuenta de cuando le toca el turno de acompañarme, primero en la lectura y luego hasta el ordenador. Sufre la quemazón del té recién hecho o la tortura del microondas si hay que recalentarlo, las cosquillas de los restos de migas en el fondo y la desidia de la espera, porque suelo terminarme el té casi frio. Percibe mi alegría cuando aún queda algo dentro y mi decepción cuando la cojo casi sin mirarla y ya no hay nada que beber. Entonces, siempre fiel, viene conmigo a la cocina para que la vuelva a llenar.

Creo que a las tres les gusta mi compañía.

Anuncios

6 pensamientos en “La taza

  1. Això és nou. Està bé. És diferent. Em refereixo al blog i a la possibilitat de seguir-lo. Ho trobo interessant i, sobretot, amè i casolà. Entranyable. Ànims i endavant!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Nunca una taza de té desplegó tanto sentimiento, eso demuestra que cualquier momento, cualquier objeto por pequeño que se nos puede transportar junto a aquella persona a la que hemos querido mucho y a la que nunca dejaremos de querer. Bonito blog, con un inicio así cómo no esperar ya el próximo relato. Felicidades y gracias por compartirlo con tus amigos.

    Me gusta

  3. Nunca una taza de té desplegó tanto sentimiento; eso demuestra que cualquier objeto por pequeño que sea, puede transportarnos junto a aquella persona a la que hemos querido mucho y a la que nunca dejaremos de querer. Bonito blog Carolina. Con este inicio, cómo no esperar ya el próximo relato. Felicidades y gracias por compartirlo con tus amigos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s