Tarde de sorpresas (de Cabello de Angel)

20160516_202346

Quiero cocinar algún dulce con el cabello de ángel que compré el otro día en la feria Sant Ponç. Había imaginado algo con hojaldre y almendra crocanti, pero no tengo hojaldre y hoy es fiesta.

-Nota -Siempre hay que tener hojaldre en el congelador.

Me acerco en zapatillas al “badulaque” del barrio (la necesidad apremia), pero está mucho menos surtido de lo que imaginaba. “¿Tenéis hojaldre?”, “No”. Sin más comentario. Imagino que debe estar tan aburrido como su cara sugiere y entro a echar un vistazo por si su interés está acorde al conocimiento que pueda tener del contenido de la tienda que, obviamente, no es suya. Nada. No hay hojaldre. Habrá que buscar una alternativa.

De vuelta a casa agradezco no encontrarme con ningún vecino. Aunque, con el aspecto que tengo, seguro que no me reconocería.

Mi hijo, un gran fan de mis inventos reposteros, me pregunta si me serviría un paquete de masa filo que ha encontrado al fondo de la nevera.  Es una idea.

La masa filo es una pasta presentada en láminas muy finas, que se usa habitualmente para hacer empanadillas exóticas y rollitos de primavera. Se suele freír y no conozco su resultado trabajándola en el horno. Vamos a probar.

Hoy me apetece un té suave y poco dulce que contrarreste los olores del cabello de ángel y la mantequilla que invadirán la casa. Preparo un té verde que traje de Marruecos la última vez que acompañé a mi amiga Mouna a su casa y lo aromatizo con un trozo de jengibre confitado cortado a rodajas muy finas que le da el punto dulce y amargo que necesito.

No me voy a complicar la vida. Enrollo el cabello de ángel  en la masa filo, lo sello con mantequilla, le doy forma de bretzel, lo pinto con mantequilla, lo rebozo en almendra y lo meto en el horno a 200º durante 30 minutos, más o menos. Siempre hay que vigilar.

20160516_191606

Bueno, el resultado es sorprendente. La masa filo apenas añade sabor al cabello de ángel y las almendras, pero proporciona una capa fuerte y muy crujiente.

Mientras me tomo el té en una de las pocas tazas que me quedan de la vajilla de boda de mis padres, pienso en un regalo que me hicieron el viernes por la tarde. Tengo cinco nuevas variedades de té e infusiones para “mi belleza” (eso pone en la caja que las reúne) que iré comentando a medida que las pruebe. Fue una gran sorpresa que me alegró la tarde. Gracias Marc.

Feliz semana.

 

 

Anuncios

4 pensamientos en “Tarde de sorpresas (de Cabello de Angel)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s