Esas pequeñas cosas que nos alegran el día (esos pequeños gestos que pueden cambiar una vida)

20160712_191309

Hay varios puntos en Barcelona que ejercen en mí el poder de alegrarme el día. Son sitios con alguna curiosidad que podrían ser mis lugares Matrix, pero en versión friki. Y siempre ha habido alguien detrás que se ha encargado de ponerlos allí para mí, para todos. O eso me gusta creer.

Hay un semáforo cerca de casa, de esos que te hace maldecir el día que naciste. Siempre está atascado y es muy cortito. Lo normal es tener que sufrirlo dos o tres veces antes de dejarlo atrás. Cuando por fin consigues ponerte en primera línea de fuego, cuando ya estás de mal humor y quieres salir huyendo cuanto antes de allí, miras a la izquierda y alguien nos ha regalado un arco iris en forma de paso cebra. Yo no puedo evitar sonreír cada mañana y me paro en ese punto con la esperanza de que no lo hayan “reparado”.

20160705_081058
Un poco más adelante, cerca del parque, alguien pensó que este árbol podía tener frío y encontró una colorida solución. Otra sonrisa.

10410358_1061266630554285_6466216922283888695_n

Más o menos a medio camino, hay una ancha avenida que hace subida. A la altura del segundo semáforo, en el carril de la derecha hay un badén que si lo coges un poco rápido hace que saltes de la moto. Mi “yo” infantil busca ese momento, pero no es tan fácil. El carril tiene que estar lo suficientemente despejado para poder coger velocidad y lo suficientemente ocupado para dar tiempo al semáforo a ponerse verde. No siempre puedo ponerme a la derecha o coger la velocidad necesaria, pero cuando lo consigo me enfrento al día como si todo fuera a salir bien.

Ayer salí de trabajar más tarde de lo normal y todos mis compañeros de viaje eran distintos a los acostumbrados. En el carril de al lado había un niño pequeño que apenas llegaba a los estribos, sentado en una moto, detrás de su padre. El niño debía estar reventado y se estaba durmiendo. El padre no se daba cuenta. En una de las cabezadas, casi se cae de la moto. Cogí velocidad para decírselo al conductor y al pobre hombre por poco le da un pasmo al darse cuenta. Estaba a punto de cruzar la Diagonal y vete a saber lo que podría haber pasado. Me gusta pensar que le he puesto una buena zancadilla a la fatalidad de esa familia. Parados en el semáforo, el hombre me lo agradeció demasiadas veces.

Un poco más adelante, a la altura de Balmes, decidí cambiar de ruta porque la Diagonal estaba colapsada. Nada más girar, dejé que un turista cruzara la calle delante de mí. Llevaba una mochila delante y una detrás. Esta última tenía algún problema con la cremallera y cada paso que daba se iba abriendo un poco más dejando a la vista todo su contenido, que amenazaba con caerse en cualquier momento. Él no se daba cuenta. Empecé a tocar el claxon pero no me oía. Llamé la atención a otro peatón para que lo avisara, justo en el momento en que todo caía al suelo y el turista seguía sin darse cuenta. Yo seguí adelante pero tuve tiempo de ver como el peatón le decía al turista que era yo quien le había avisado y este me daba las gracias con un gesto. Me gusta pensar que le he ahorrado un disgusto.

Yo creo en la casualidad más que en el destino. Y en que, de vez en cuando, nos da alguna agradable sorpresa. Ayer me fui a dormir sintiéndome muy bien.

Ayer también fue el cumpleaños de Sandra. Un bizcocho mármol es una buena idea para celebrarlo.

Este ha salido bastante simpático.

BIZCOCHO MARMOL DE SANDRA

Necesitamos 110g. mantequilla a temperatura ambiente, 180g. azúcar , 2 huevos a temperatura ambiente, 245g. harina, 10g. levadura , 2g. sal, 125ml. Leche a temperatura ambiente, un par de cucharadas de cacao en polvo amargo, un chorrito de vainilla.

 Empezamos.

Encendemos el horno arriba y abajo y lo ponemos a 180º

Engrasamos el molde y le pasamos harina.

Mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta que quede blanquita. Añadimos los huevo uno a uno. Mezclamos la harina con la levadura y la sal. Añadimos la mitad junto con la mitad de la leche hasta que esté bien integrado. Después la otra mitad. Separamos la masa en dos. A una mitad le ponemos la vainilla, a la otra el cacao.

Ponemos la masa en el molde alternando las dos masas y lo horneamos aprox. 45 minutos. Para comprobar que está hecho lo pincho con un cuchillo. Si sale seco, podemos sacarlo del horno. Si no, lo dejamos 5 o 10 minutos más.

Perfecto para desayunar, pero con una capa de cobertura de chocolate es un pastel de cumpleaños impecable.

 

Anuncios

5 pensamientos en “Esas pequeñas cosas que nos alegran el día (esos pequeños gestos que pueden cambiar una vida)

  1. Hola Carolina , avui m´has fet començar el dia rient amb els teus pensaments .
    M´ha fet molta gràcia el de l´ARBRE PROTEGIT DEL FRED .L ´he trobat molt curiós . Hi ha moltes persones que tenen moltes hores per pensar a veure com poden ser noticia . Proposo que l´autor o l´autora de la labor hi posi la seva firma per fer un club de fans .
    El del semàfor no fa riure perquè els usuaris diari del vehicle sabem lo molt que molesten els semàfors , però si no existissin seria caòtic…..on no ?
    Tot depèn .
    Que tingueu un bon dia .
    Mari Pau Huguet .

    Le gusta a 1 persona

  2. Seguro que la señora pensó justo en eso, en que aquel árbol podia pasar frio y lo abrigó lamentándose, muy posiblemente, de no poder abrigarlos a todos. Me acordé de nuestro viaje el verano pasado a los paises bálticos donde nos encontramos con un parque donde todos sus árboles estaban abrigados con vestidos de punto inspirados en un sinfin de banderas de diferentes paises. Claro que allí con el frio que hace en invierno las señoras y quizás algun señor también, tienen mucho tiempo libre para hacer estos magnificos y calentitos vestidos para estos bonitos árboles que tanto nos aportan.
    Y esas pequeñas cosas diarias son sin duda las que más nos enriquecen.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s