Necesito vacaciones (para descansar de las vacaciones)

20160725_103144

Por fin ha llegado el día. Llevamos meses deseándolas, semanas soñando con ellas y días ansiándolas como agua de mayo. ¡Vacaciones!

El fin de semana no cuenta, lo tendríamos igual.

A partir del lunes empezaremos a hacer todo aquello que llevamos planeando durante el último año. Puede ser un viaje al otro lado del mundo o unos días en la casita de la familia, en el pueblo. Quizás las dos cosas. Guardaremos un par de días para reordenar los armarios y otro par para esa pequeña reforma que la casa nos pide a gritos. A lo mejor incluso nos liamos a pintar el salón, que hace ya demasiado tiempo que lo estamos posponiendo. Cogeremos a los niños y nos los llevaremos a la playa, o a la montaña. Nos hincharemos de paellas, patatas bravas y chipirones, helados, cervecitas y gintonics. Saldremos a bailar todas las noches a los innumerables entoldados de las fiestas de todos los pueblos de alrededor. O en la sala de fiestas del hotel o del crucero. Y todos seremos muy felices. ¡Que ilusión nos hace!

Entonces empezamos a patear ciudades y caminos de Santiago, a hacer eternos trayectos en coche o en autobús. ¡Qué dura es la vida del turista!. Mamá cuando llegamos. Nos instalamos en nuevas residencias llámese hotel, camping o casa de la abuela. En estas dos últimas hay que organizar comidas y turnos de limpieza. La pequeña reforma pasa a ser una obra monumental y los armarios tendrán que esperar otro año. Lo del salón se convierte en la capilla Sixtina. Los niños hacen lo que les da la gana y cada vez se van asalvajando más. Montaña rusa arriba, Dragón Khan abajo. El estómago no puede más de tantas porquerías. ¿De donde habra  salido tantas moscas? Odias a muerte cualquier tipo de helado y a cualquiera que te lo ofrezca. Todos los horarios se descomponen, no hay manera de hacer una siesta y solo reclamas media horita de sol para ti sola.

Todo eso contando con que no pase nada que destroce todos tus planes.

Y a falta de una semana necesitas que todo termine. Las obras, los turnos, “los paseitos” y los viajes de vuelta. Los silencios para evitar discusiones familiares y las comidas copiosas y multitudinarias. ¡Solo me queda una semana de vacaciones! Por favor, que empiece el colegio ¡YA!

Y mandadme unos días a un balneario, sola con un par de libros y mi labor de punto de cruz. Que no tenga que oír a nadie, ni ver a nadie, ni dar ordenes ni cumplirlas, que no tenga que dar un paso, que me tengan en remojo, que me soben a base de todo tipo de cremas, barros y ungüentos. Que me pongan cualquier verdurita para cenar. Que me traigan una taza de té a mi solitaria mesa del porche, mientras me fumo un cigarrillo sin interrupciones y después pueda dormir ocho horas de tirón.

Gracias!!!!!

Felices vacaciones

Anuncios

3 pensamientos en “Necesito vacaciones (para descansar de las vacaciones)

  1. jajajaja! m’encanta Carolina! jo…. tornant de les vacances! i saps què he fet el últim dia?…. un spa!!! 😉 Feliç estiu dolça i espero que ens veiem aviat pel barri! petons

    Me gusta

  2. Carolina . Totalment d´acord. Però estic segura que si disposéssim d´una setmana més de vacances per descansar de les vacances , també l’ocuparíem al 100%. En definitiva , entraríem en un laberint sense sortida .
    Per a tots els teus seguidors i per a tu , BONES VACANCES.
    Mari Pau Huguet .

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s