Cosecha nocturna (¿es un avión? ¿Es un satélite?… No, es una estrella fugaz)

20160804_224241

A pocos días de la noche de San Lorenzo, las Perseidas se van preparando para su función estelar. Los ensayos generales y las previas se están realizando durante estos días con poca afluencia de público. Poca pero entusiasta.

La cosecha nocturna de esta última noche aquí, en la montaña, ha sido de siete aviones en ruta, cinco satélites y seis estrellas fugaces.

Es todo un espectáculo y también un privilegio, tener una tumbona en primera fila para ver como brilla, con la mínima contaminación lumínica, todo un universo a nuestro alrededor. Cada noche, nos sentamos mi chico y yo en medio de un prado, sin árboles ni casas en muchos metros a la redonda, él con una taza de leche con cacao y yo con una de té (por supuesto) y nos dedicamos a adivinar constelaciones y a contar aviones, satélites en orbita y estrellas fugaces intentando definir algún buen deseo durante el tiempo que dura su estela.

¡Cuidado! No es tan fácil. Los aviones, sí. Aparecen en el horizonte con su luz blanca y roja intermitente, normalmente siempre por el mismo pasillo aéreo y, un poco más tarde, les acompaña un sonido desagradable que suele desentonar bastante con un ambiente tan bucólico. Los satélites son algo más complicados. Son pequeñitos y su luz no es intermitente. Los vemos porque en ellos se refleja el sol que ya no nos ilumina desde hace un buen rato. Van bastante rápidos. ¿Quien sabe si uno de ellos es la estación espacial internacional y son los astronautas los que nos observan a nosotros?

Y ¿Qué decir de las estrellas fugaces? No son más que basura espacial entrando en la atmosfera, pero… ¡Son tan bonitas!

La cuestión es que, a oscuras, iluminados solo por un montón de estrella porque acaba de ser luna nueva y en absoluto silencio (menos cuando algún jabalí o algún ciervo quiere compartir con nosotros lo que considera su espacio), se crea un ambiente de intimidad que invita a la confidencia. Además de jugar a ser astrónomos, es cuando hacemos balance del día, hacemos proyectos, nos contamos las nuevas ilusiones y nos decimos cosas bonitas. Otro privilegio.

Es lo que tiene poder disponer de un poco de tiempo libre. Es lo que tiene estar de vacaciones.

Anuncios

3 pensamientos en “Cosecha nocturna (¿es un avión? ¿Es un satélite?… No, es una estrella fugaz)

  1. Poder contemplar el firmamento en una noche despejada es una de las estampas más bonitas que se pueden admirar. Yo hace poco localicé una muy especial!!
    Teresa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s