Felicidades varias (y le vamos metiendo años)

20160807_110109 1

 

No a todo el mundo le gusta cumplir años, pero sí que le digan cosas bonitas. A mí me gustan las dos cosas y hay un día al año en el que ambas coinciden.

Siempre me ha encantado el día de mi cumpleaños.

Cuando era pequeña, era el día que podía escoger lo que se comía y todos en la casa tenían que aceptarlo. Era de gustos fáciles. Siempre escogía huevos fritos y patatas fritas. Y pedía la cuarta parte de un queso grande para poderle hincar los dientes en el centro. Eso nunca me lo concedieron y de adulta tampoco me lo concedí yo. De hecho soy poco quesera. Que curiosos los recuerdos de infancia.

En la adolescencia, cuando crees que todo el mundo gira a tu alrededor y aun así te sientes siempre desgraciado y cuando todos estábamos en plenos exámenes de septiembre, esperaba que me llamaran y  apuntaba en una lista a todo aquel que se había acordado. Sin facebook, la lista solía ser corta y yo una adolescente otra vez desgraciada. O sea, feliz.

Cuando me independicé me preparaba yo misma las fiestas e invitaba a todo el que quisiera venir. A veces éramos muchos, a veces pocos, pero todos los que estaban querían estar. Era época de posicionamientos y de querer saber con quién podías contar. Me apetecían las sorpresas y de vez en cuando también caía alguna decepción. Tanto lo uno como lo otro solían formar un cumpleaños bastante feliz.

Ahora valoro más dedicarme el día a mi misma y dejar que todo fluya. Funciona. Son muchos los que se acuerdan, me llaman, me mandan mensajitos y me dicen cosas bonitas. Me gusta. Esta noche cenaré con mis chicos e interiormente me daré las gracias a mi misma por haberme cuidado tan bien, por haberme hecho durar un año más, me pediré que siga así y desearé poder volver a celebrarlo el próximo año. Me encantará que me hagan algún regalito (consumibles, por favor, no puedo más de acumular cosas, no quiero más cosas) y brindaremos a mi salud.

Porque ya no puedo brindar por la salud de la persona que realmente merecería el homenaje. Yo llegué aquí gracias al esfuerzo de otra persona que fue la que se preocupó de que llegara en buenas condiciones y la que me “parió con dolor” (tal y como nos condenó Dios en el Génesis, capítulo 3, versículo 16). Por eso, los últimos años que pude compartir con ella, cada 6 de septiembre le llevé un ramo de flores a mi mamá.

Y después me dedicaba a disfrutar de mi día que, ya que está montado así, para que vas a renunciar a ello.

 

 

Anuncios

4 pensamientos en “Felicidades varias (y le vamos metiendo años)

  1. Mejor expresado un recorrido tan largo imposible! Las flores a tu madre el día de tu cumpleaños me parece una idea maravillosa.
    Feliz cumpleaños una vez más. Se que no te importa que te lo repita.

    Teresa

    Le gusta a 1 persona

  2. Me has transportado en el tiempo al hogar de tu infancia , en vez de queso he recordado galletas navideñas 😜
    Yo recuerdo tus 22 porque llegabas de Un viaje y el día de tu cumple me lo contaste de ” pe a pa ” me acuerdo de otros más …
    Felicidades princesa !
    Tu madre hizo un gran trabajo ❤️❤️

    Le gusta a 1 persona

  3. Mi amiga
    Pero que bien escribes
    pienso igual que tu ,por eso somos personas Felices …………………
    Si, gracias a estas pedazo MADRES somos como somos, yo doy cada dia gracias por ello
    También me repito Muchisimas Felicidades
    y por favor sigue escribiendo me encanta

    Bstos
    Virginia

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s