¿Navidad o no Navidad? (¡esa es la cuestión!)

2

Otro gran tema que levanta pasiones. La Navidad… O te encanta o la odias. En general, a nadie le es indiferente.

Entiendo que llegue a exasperar tanta lucecita por las calles, las canciones (siempre las mismas) que nos taladran mercado a mercado, tienda a tienda, los papa noeles con un incomprensible don de la ubicuidad y la multiplicidad, los atascos por todas partes (tanto de coches como de personas), la presión familiar, esa especie de obligación a hacer regalos…

Ya ni hablamos de los días clave en los que toda la familia, tanto la que te gusta como la que no, se reúne en torno a una mesa patrocinada por la madre que se ha matado a trabajar. Jaleo, risas y algún que otro llanto, comida, comida y más comida,  brindis tras brindis, reuniones clandestinas en la terraza para fumar, niños corriendo por todas partes y una anfitriona sentada en la cabecera, feliz de tener a todos los suyos reunidos en una misma mesa.

Y al día siguiente toca repetir en casa de la tieta. Los mismos que no nos volveremos a reunir hasta la próxima, que será un día después en casa de la abuela. ¿Cómo vamos a repetirlo durante el año si en tres días ya nos hemos sobresaturado?

Pues no puedo evitarlo. A mí me encanta.

Superando el concepto “friqui” (acabo de comprobar que la palabreja está registrada en el Diccionario de la Real Academia), yo diría que lo mío pasaría a la categoría de enfermedad.

Tenía la costumbre de comprar un árbol vivo por aquello de darle una oportunidad, con la promesa de que si sobrevivía se ganaría el derecho a no ser humillado otro año con tanta lucecita y pendientes navideños. Tuve que dejar de hacerlo en cuanto llegué a acumular, año tras año, cuatro arboles a los que les daba por seguir creciendo. A cambio, le pedí a mi marido que me construyera unas estructuras de madera para poder colgar todos mis adornos navideños que también, año tras año, iban aumentando en número. Ya tengo 10 estructuras, lo que me obliga a cambiar la decoración de la casa cada principio de Diciembre. Tradición navideña. Puestos a cambiar, también cambio las cortinas, las toallas, los manteles, los trapos de cocina…

Hay que poner los calendarios de adviento. Somos tres, pues tres calendarios.

Para los curiosos, ahí va un vídeo.  https://www.youtube.com/watch?v=tod-HoIRO9c&t=23s

En la cocina es la época de los tés navideños con especias de todo tipo, las galletas de navidad, las casitas de jengibre, el vino caliente con especias, el rosbif, los turrones caseros…

Y los regalos. Si de mí dependiera, nadie se quedaría sin un detalle, aunque fuera pequeño.

El día de Nochebuena nos reunimos los hermanos. Ya decidimos hace un tiempo que era indecente la orgía de paquetes que se organizaba cada año. Así que ahora sorteamos un amigo invisible para el año siguiente con la única condición de que lo que le regalemos tenemos que haberlo hecho nosotros mismos. Ahora es una orgía de imaginación, creatividad, originalidad y concentración de tiempo dedicado a la persona que te ha tocado. Una maravilla para después de la cena, que siempre empezamos con algún tipo de juego para decidir quién es el primero.

Este año la Navidad se me ha caído encima casi sin darme cuenta. Así que he decidido que voy a alargarla un poco más. No pienso quitar mi decoración navideña hasta finales de Enero, y todo aquel que quiera tomar un té con especias y alguna que otra galletita diferente conmigo, queda citado a partir del 7 de Enero, después de todos estos excesos, prisas y agobios  a los que nos sometemos, año tras año, por estas fechas. De todas formas, lo que tengo que daros ni caduca ni corre prisa.

Hoy he disfrutado de una bonita visita y de una sorpresa. Recién venido de Euskadi, se incorpora a mi colección el Olentzero. Me cuentan que es un carbonero  encargado de traer los regalos a los niños vascos. Bienvenido a la familia. Gracias Ander y Enrique.

LAS MEJORES GALLETAS DE NAVIDAD (Lebkuchen perfectas)

Necesitamos 100g. de avellanas, 100g. de nueces, la ralladura de una naranja y de un limón, 2 huevos, 180g. de azúcar,1 pizca de sal, 2 o 3 cucharaditas de especias navideñas (canela, jengibre, nuez moscada, clavo, cardamomo…) 125g. de harina, 1/2 cucharadita de levadura, obleas (opcional) y para la cobertura, zumo de naranja, zumo de limón y azúcar glass.

Primero hay que moler muy fino las avellanas y las nueces.

Mezclamos los huevos, el azúcar, la sal y las especias hasta que quede cremoso. Añadimos la avellana y la nuez molidas y la ralladura del limón y la naranja. Después incorporamos la harina y la levadura.

En una bandeja de horno cubierta con papel de hornear, hacemos pequeños montoncitos sobre las obleas( si las tenemos) y dejamos reposar una hora. Después solo necesitarán 15-18 minutos de horno a 175º.

Una vez frío, pintamos la superficie con el zumo escogido (según nos guste más ácido o más dulce) mezclado con el azúcar glass.

Realmente especiales.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “¿Navidad o no Navidad? (¡esa es la cuestión!)

  1. Después de leer tu relato no puedo cerrar sin dejar comentario. Lo importante de vivir los momentos es la manera en que tenemos de disfrutar de ellos. La Navidad como la Semana Santa o la celebración de un ser querido o cualquier otra es bonita y felíz cuando se vive con entusiasmo y te emocionan agradablemente sus momentos. Me alegra saber que la Navidad te aporta felicidad y por ello la invitas a compartirla. Para mi la Navidad es un puro trámite que seguramente algún día dejaré de seguir pero intento vivirla con calor y felicidad dentro de lo posible. Así que a mi esperame cualquier día a partir del 7 de enero y compartiremos un poquito de tu especial felicidad por Navidad.
    Felicidades y suerte con todos los preparativos y disfruta de ellos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s