Último día del año (con programa especial de fiestas)

1

Empezaremos con una buena siesta, una taza de té a media tarde, una ducha larga y renovadora y un gintonic mientras esperamos el momento de sentarnos a la mesa, decorada, nutrida  y servida con esmero para celebrar otra vez, cenando en la compañía elegida, lo que suponemos que es el final de un año y el principio de otro.

Que la razón de que lo celebremos este día en particular no tenga ninguna causa natural ni astronómica, le quita cierto romanticismo. De hecho, hasta que los romanos decidieron cambiar las cosas, el año empezaba en marzo durante el solsticio de primavera. Pero como era en enero que los cónsules romanos asumían el gobierno, Julio Cesar decidió cambiar el calendario y desde entonces el año empieza el 1 de enero. Realmente sería mucho más agradable esperar a que las flores comenzaran a abrirse y la temperatura fuese más agradable. Además de que no se nos concentrarían tantas celebraciones en tan poco tiempo.

Está claro que es intemporal eso de que los políticos se dediquen a estropear las cosas.

La expansión del imperio romano hizo que esta costumbre se ampliara a todo el mundo conocido y con las aventuras de Cristobal Colón, también al desconocido. De hecho, allá donde no llegaron las garras occidentales siguen celebrándolo en días distintos a los nuestros y la mayoría de las veces en fechas astronómicas mucho más lógicas.

De todas maneras, celebrar es siempre una buena idea. Lo que sea. Cualquier cosa.

Con los años he aprendido que no es necesario reunir grandes multitudes para disfrutar de buenas celebraciones. La mayoría de las veces es mucho más gratificante un mano a mano o un grupito reducido de personas que quieren estar juntas.

Esta noche seremos cuatro y un cochinillo que creo que será el único que no hubiera querido estar aquí. Nos reiremos, jugaremos a hacer balances, promesas y nuevos propósitos. A las doce en punto nos atragantaremos, como cada año, con las doce uvas y después nos desearemos lo mismo de siempre.

Por mi parte, lo que me gustaría es que viéramos brotar y crecer todo lo que hemos sembrado, que los malos vientos pasasen de largo lo antes posible, que de vez en cuando nos caiga alguna sorpresa agradable y que estemos cerca para verlo y celebrarlo.

Además me gustaría brindar por todos los que seguís este blog. Hace pocos días hemos llegado a las 2000 visitas, en poco más de medio año. ¿A ver si eso no es digno de una buena celebración?

Gracias por todo. Si estuvierais aquí os daría un buen abrazo, como hago siempre que nos vemos.

Feliz entrada de año.

Anuncios

2 pensamientos en “Último día del año (con programa especial de fiestas)

  1. Felíz año Carolina y que tus escritos nos acompañen durante el 2017, a mi siempre me inspiran ánimos y sentimientos felices. Y mañana, primer día del año, será todo un lujo para mi que lo podamos celebrar juntas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s